Búsqueda

Últimas Noticias

Carlos A Fara 1 2 550x400Es el título del artículo de opinión sobre las perspectivas electorales del gobierno nacional, escrito por el consultor político Carlos Fara y publicado por el portal web 7MIRADAS.COM

Gyula Kosice 01Deben suceder al menos 5 cosas: que…

1.    … además que baje la inflación, la economía se reactive;

2.    … la gente sienta que la economía se reactiva;

3.    … haya expectativas positivas sobre el futuro;

4.    … la mayoría no sienta que deba castigar al gobierno; y

5.    … que el gobierno no cometa errores políticos graves (como la estrategia respecto al incremento de las tarifas de gas.

Veamos la probabilidad de que se cumplan cada uno de los 5.

Ciudad Hidroespacial en la constelacion Yael 21895 800x600s

1)      La inflación será sustancialmente más baja que en 2016, pero quizá no tanto como desea el gobierno. La economía se reactivará, pero no tanto como prevé el oficialismo, y con un impacto sobre el sector popular muy moderado. Pero se podría decir que básicamente la condición se cumpliría.

2)      Esto es más complejo, ya que un 2.5 de crecimiento –como coinciden varios economistas de distinto pelaje- no se sentirá tanto en la calle. Sin embargo, vale apuntar dos elementos: a) la maquinaria se va a mover más, de todos modos, y b) lo mejor del año se verá en el segundo semestre, cuando los argentinos vayan a las urnas. Siempre debe visualizarse la dimensión subjetiva del incremento del PBI, no solo las cifras del INDEC y el Banco Central: la calle tarda entre 3 y 4 meses en sentir cambios favorables en los indicadores objetivos. Es decir, que si la reactivación empieza a ser un hecho integral –no focalizado- hacia abril, la gente lo percibirá para el momento de las PASO (mediados de agosto).

3)      Si se dan los supuestos 1 y 2, es probable que se cumpla el tercero. De hecho las expectativas son positivas, aunque no son fenomenales, y se han ido desgastando un poco.

39075 cultura4)      Este punto es clave: ¿cuál será el clima de opinión hacia el momento electoral? Al respecto en los estudios cualitativos se detectan 3 cuestiones: a) “quiero que le vaya bien al gobierno, porque si no tengo miedo de que se armé lío como en 2001”; 2) muchos que votaron el cambio no quieren creer que el cambio fue en vano; y 3) la sensación de “no tengo ganas de tener bronca”, aunque haya cosas que no gustan de este gobierno. Esto lleva a que haya un segmento que diga “siga, siga” (fiel al estilo del ex árbitro Pancho Lamolina). O como la de aquel profesor que tenía dudas sobre aprobar a un alumno universitario en un parcial, y finalmente le dice: “andá, pero estudiá bien para el final …”. Es decir: “no sé si el gobierno está para aprobar, pero que siga hasta 2019, y ahí vemos”.

5)      Esto nunca se sabe, porque cada tanto el gobierno se enreda con sus propios errores. Y si bien durante 2016 “estaba aprendiendo”, a partir de ahora los costos que pagará en la opinión pública serán más altos (porque se supone que ya aprendió).

El clima que se genere es fundamental, porque podría también suceder que haya una parte sustancial que quiera castigar al oficialismo, y que crea que no se pone en riesgo la estabilidad institucional si acontece ese comportamiento electoral.

Si este fuese un partido de fútbol y estuviese Lamolina, el gobierno podrá respirar más tranquilo.

Por Carlos Fara

Acep News 2.1

Suscribite a nuestro Newsletter

Log in